• Jorge

¿Inspirando el futuro?


¿Cómo estas? Espero que bien. Por mi parte la verdad es que he tenido unos días de mucha reflexión. ¿Por que hago lo que hago? ¿Vale la pena? Preguntas como estas han estado sonando en mi cabeza. Pensando y reflexionando al respecto me decidí por escribir un poco, al final como dice una buena amiga, escribir siempre es bueno para entender a tu mente. Es por esto que el dia de hoy te quiero contar la siguiente historia…


Erase una vez un José, un adolescente de 13 años que acababa de entrar a secundaria. Formaba parte de una familia común y corriente de clase media/baja, no tenia alguna interes en particular y solo se dedicaba a dejarse llevar por lo que se supone tenia que hacer. Como muchos a esta edad el no sabia que hacer con su vida. ¿Por qué debería saberlo? Solo está en secundaria, solo debería importarle entregar sus tareas a tiempo y hacer amigos.


Por otro lado, al igual que la mayoría de estudiantes de secundaria en Mexico, su escuela no era la mejor. Profesores sin vocación, clases aburridas y repetitivas, reglas estrictas y nada de motivación por aprender.


Y, ¿esto que tiene de malo? Pues lo tiene todo, olvidamos la importancia de tener buenos maestros, que inspiren e inviten a sus alumnos a aprender, a querer perseguir mas, en cambio ¿que tenemos? Profesores que de profesores solo tienen el titulo, que se dedican a pedir resúmenes, a hacer ejercicios de matemáticas repetitivos, a leer presentaciones y que solo terminan por crear estudiantes sin ganas de aprender, que no le ven utilidad a la escuela o simplemente desinteresados, matando a una edad tan temprana a un posible ingeniero, a una artista, un astronauta o una doctora.


Esta claro que este es un problema sistemático, la educación en nuestra región tiene muchísimas deficiencias, desde malos maestros que enseñan sin ganas de enseñar hasta un sistema que te obliga a ver solo por tus calificaciones en ciertas areas, un sistema que te desmotiva, que lleva a los estudiantes a perder el interes en algo tan humano como lo es la curiosidad y las ganas de aprender.


¿Que podemos hacer? La verdad es que no mucho, este es un problema complejo y sistemático que requiere soluciones igual de complejas y sistemáticas. ¿Debemos resignarnos? La verdad es que como individuos mucho no podemos hacer, sin embargo, seguiré con la historia de José.


José un dia se dió cuenta de que en su secundaria había un equipo de robótica, decidió entrar y sin querer queriendo cambió su futuro. 5 años después había participado en torneos locales, nacionales e incluso mundiales representando a Mexico. En su vida le había pasado por la mente viajar a otro país y mucho menos hacerlo representando a Mexico en un mundial de robótica.





Que si es robótica para niños, que no es tecnología de verdad, que si solo es una etapa o que eso no le dará ningún trabajo. La verdad es que si, seguramente para el fue una etapa increíble, sin embargo, la adultez y el mundo real es difícil y probablemente esto no hizo mucha diferencia, pero… ¿sabes que si pasó? Lo inspiró.


Eventualmente José se dio cuenta del mundo de posibilidades que existía detrás de la robótica. Por un lado esta la parte técnica, descubrió intereses que no sabia que tenia como la programación, la mecánica, el diseño o la física. Por otro lado, el viajar lo hizo darse cuenta de que hay otras cosas a las cuales aspirar: mejores escuelas, mejores trabajos o simplemente mejores condiciones para crecer y vivir. En fin, lo motivó a mejorar, a dar mas de si, le dio la oportunidad de conocer intereses, gustos y aspiraciones que no sabia que tenia.


Eventualmente salió de su zona de confort, a pesar de malos maestros y un sistema obsoleto e ineficiente su motivación fue mayor. Su curiosidad e interes en seguir aprendiendo fueron mas grandes que sus circunstancias.


Finalmente, José terminó estudiando en una de las mejores universidades de México, emprendiendo y trabajando , lleno de aspiraciones y motivación, con un gran futuro por delante


Pensando en retrospectiva, ¿cual fue el factor que hizo la diferencia en la vida de José? Muchos sin duda, pero en especial el entrar a ese equipo de robótica en su secundaria cuando el solo tenia 13 años. Esto fue lo que inspiró su futuro, lo que le mostró que hay muchas cosas a las cuales aspirar, lo que le mostró lo que el esfuerzo, la disciplina y el trabajo son capaces de lograr.


La verdad es que en esta historia la robótica fue solo una excusa, la excusa perfecta para mostrarte lo que una pequeña experiencia positiva en la infancia puede cambiar la vida de alguien, para mostrarte como el trabajo, el esfuerzo, la disciplina y la constancia, las ganas de aprender y la curiosidad son habilidades y valores que si terminan siendo decisivas en el desarrollo y crecimiento de cualquier persona.


Con esta historia intenté explicarte y explicarme (aunque suene tonto para ti) lo que hacemos en labgo. Inspirar el futuro es nuestro mantra, lo que nos mueve y nos motiva. En nuestro caso usamos la educación en ciencia y tecnología para inspirar, para sembrar esa pequeña semilla de la curiosidad y las ganas de aprender, de querer conseguir mas y motivarte a saber, investigar, preguntar y crecer.


En labgo inspiramos el futuro a travez de experiencias de valor con nuestros kits de ingeniería, ciencia y tecnología en conjunto con nuestras plataformas digitales, metodologías educativas de alto impacto y la colaboración con organizaciones, empresas e instituciones para hacer de la ciencia y la tecnología cool, divertida y sobre todo accesible.


Ahora que ya sabes que hacemos en labgo, ¿tu que estas haciendo para inspirar el futuro?.


Con cariño para Jorge del futuro, Jorge el Curioso.



18 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo